EL ARCONTE

Conoce la intrahistoria de la historia.

hitler ovnis nazis
Confidencial

LOS OVNIS DE HITLER, PLATILLOS VOLADORES NAZIS

los ovnis de hitlerVamos a hablar en este artículo de los OVNIS de Hitler o los Platillos Voladores nazis, que los hubo al final de la Segunda Guerra Mundial. En la novela El Arconte tenemos un pasaje en el que Pablo Romero tienen una peculiar entrevista con Hitler. Entre otras muchas cosas, Hitler le desvela que ellos, los nazis, llegaron mucho antes a la Luna que los norteamericanos. Concretamente le dice que antes de finalizar la Segunda Guerra Mundial los nazis ya habían conseguido llegar a la Luna. Esta información que nos da la novela El Arconte puede resultar chocante para la mayor parte de los lectores. ¿Es ciencia ficción que los nazis llegaron ya a la Luna antes de acabar la Segunda Guerra Mundial? Y si fue real que tenían naves espaciales para ir al espacio y explorarlo, ¿por qué no ganaron la guerra?

Pues bien, podemos decir que lejos de ser ciencia ficción los OVNIS nazis fueron una realidad de la que se puede encontrar abundante documentación hoy en día. Existe tanta documentación sobre el tema y tan demostrable que nadie realmente informado puede negar la realidad por la cual los nazis fueron los primeros que consiguieron fabricar lo que se ha llamado con posterioridad platillos voladores u OVNIS. Ya durante el final de la Segunda Guerra Mundial los pilotos británicos denunciaban en sus correspondientes partes de servicio que se habían encontrado en los cielos con bolas incandescentes a las que denominaron en sus informes Foo Fighter. Fueron estas bolas de fuego o platillos voladores los que después se verían en gran parte del mundo e incluso más de un periódico nacional en la década de los cuarenta y cincuenta se hizo eco de estos platillos voladores con cruz gamada. Podemos seguir investigando en Internet sobre los OVNIS nazis o los OVNIS de Hitler y nos encontraremos con una muy abundante información sobre modelos, planos, fotos y una extensa documentación tanto oficial como extraoficial por la que podemos llegar a concluir que los platillos voladores nazis más que ciencia ficción fueron una realidad constatable. Y ahora viene la gran pregunta: si los nazis disponían de toda esta tecnología, ¿por qué no ganaron la Segunda Guerra Mundial?

los ovnis de hitler, prensa

En la novela El Arconte Hitler nos cuenta que les faltó tiempo a sus ingenieros para construir naves espaciales de guerra. Las naves que hasta ese momento tenía disponibles eran naves con las que sólo se podía viajar. Al parecer sus ingenieros habían tenido dificultades para acoplar a estas naves cañones y torretas con ametralladoras. Con esto Hitler, en la novela El Arconte, nos quería decir que eran naves que estaban diseñadas para viajar al espacio, con una tecnología que no era de propulsión sino antigravitacional y que, por lo tanto, eran naves que tenían que ser estancas y con tanques de oxígenos en su interior. Esto dificultaba sobremanera la tarea de colocarles cañones y ametralladoras que necesariamente tenían que sobresalir de la estructura que debía de ser compacta para evitar filtraciones. Para Hitler esto era un contratiempo, pero en la novela nos cuenta que tan sólo le faltó seis meses más y que, transcurridos esos seis meses, estaba convencido que sus ingenieros habrían solucionado el problema de estanqueidad y hubieran podido convertir los platillos voladores en verdaderas máquinas de hacer la guerra.

oficiales nazis con modelo haunebuHitler en la novela no se muestra arrepentido de nada, al contrario, lo que nos viene a contar es que si hubiera podido lo hubiera hecho todo antes. A todo lo anterior había que añadirle una dificultad más que fue insuperable. Las bases en las que supuestamente se construían estos modelos espaciales eran bases subterráneas, alejadas de todo curioso o espía enemigo, es decir, se buscaban los lugares más ocultos y, ¿qué hay más oculto que debajo de la tierra? Pues bien, estas bases subterráneas repartidas por diferentes puntos del territorio fueron quedando en el bando aliado conforme las tropas iban avanzando en el frente en su ofensiva sobre Alemania. Es decir, las bases iban cayendo en manos de los aliados. ¿Pudo haber alguna base alemana con tecnología espacial que no cayó en manos de los aliados? Puede, pero permítanme decirle que este escritor lo duda y mucho. Y lo dudo por unas cuestiones sencillas de comprender. Por una parte, es lógico que los aliados tenían su propio servicio de información y pudieron hallar por sí mismos estas bases. Y por otra parte, es lógico pensar que los presos nazis a cambio de salvar sus vidas y las de sus familias y, una vez acabada la guerra, desvelaran a los aliados la ubicación del resto de sus bases en donde se hacía esta ingeniería tan avanzada.

Existe multitud de documentación en Internet sobre las naves nazis. Es tan abundante y exacta que podemos hacer una radiografía de las naves con las que los nazis experimentaron por aquella época. Vamos a referirnos a los modelos principales.

Modelo Haunebu

modelos haunebu nazisPodemos distinguir hasta cuatro modelos de Haunebu. Como podemos ver por las fotos que presentamos los primeros modelos de platillos voladores no disponían de torretas artilladas, es decir, eran simplemente naves de pasajeros, no podían usarse o al menos no estaban preparadas para la guerra. Incluso el tamaño hace dudar que pudieran servir para el traslado de tropas. Quizá Hitler cuando dice que les faltó tiempo a sus ingenieros se referiría a estos primeros modelos en donde no existe posibilidad de colocación de un cañón o ametralladoras. Como vemos en el modelo de Haunebu IV ya sí existe una torreta artillada, por lo que es una nave plenamente preparada para la guerra. Pero tenemos que hacer notar que tuvieron que pasar hasta tres modelos para que llegara por fin el modelo de platillo volante artillado. Este modelo, el IV Haunebu, muy probablemente fue diseñado una vez terminada la guerra en otras bases, posiblemente en la Antártida. Es muy difícil pensar que con este modelo plenamente operativo Alemania hubiera perdido la guerra. Sobre las bases antárticas nazis hablaremos más adelante. Nos quedamos que fueron con los primeros modelos Haunebu, sobre todo el I y el II con los que los nazis consiguieron llegar a la Luna. Si es verdad todo lo que Hitler le contó a Pablo Romero. Estos modelos Haunebu fueron sin duda los que los pilotos británicos vieron en el aire y que al final terminaron llamando las Foo Fighter. Es normal que no les atacaran y que sólo sirvieran de disuasión, no iban artillados.

Modelo Vril

modelo vril ovni naziAquí tenemos un modelo diferente. Aunque la tecnología parece la misma los modelos son completamente diferentes. Tenemos que decir que por las fotos deducimos que estas naves no usan una tecnología de propulsión, no existen propulsores a simple vista y que su tecnología para elevarse es por lo tanto antigravitacional. Usando la misma tecnología tanto los modelos Vril como los Haunebu vemos que son complentamente diferentes, y es que sus desarrolladores son distintos y eso se nota en el trabajo y acabados finales. Vril fue una sociedad oculta nazi, es decir, masonería, con la iglesia nos hemos topado amigo Sancho. Y fue esta sociedad oculta nazi la que llevó a cabo el trabajo concreto de estos modelos. ¿Con qué finalidad? No lo sabemos, el caso es que se puede ver claramente que los Haunebu y los Vril son dos proyectos completamente diferentes. A Pablo Romero no le dijo nada Hitler en la novela El Arconte, claro que para Pablo ya era lo suficientemente difícil creerse que los nazis habían llegado a la Luna en 1942.

Proyecto Andrómeda

proyecto andrómeta

Este proyecto era todavía más ambicioso. El Proyecto Andrómeda consistía en la fabricación de una súpernave nodriza que pudiera albergar tanto los modelos Vril como Haunebu. Vemos que los nazis sólo estaban empezando con su carrera espacial y ya pensaban a lo grande. Estas naves eran enormes con formas de cigarro y como podemos ver en las imágenes no les encontramos propulsores por ningún sitio. A mí me hace gracia muchas veces cuando por televisión nos dicen en los diarios en muchas ocasiones: “La nave secreta de la NASA” o “El avión súpersecreto del ejército norteamericano” y a continuación nos enseñan imágenes del mismo. Si nos enseñan las imágenes no será tan súpersecreto, ¿no te parece? Así es, si es secreto, es secreto, una imagen para un ingeniero puede dar miles de pistas, no hace falta que un modelo caiga en sus manos para realizar ingeniería inversa y copiar la tecnología, con una sola imagen se pueden dar muchas pistas, demasiadas, así que si es secreto no te lo van a mostrar y si te lo muestran ten por cuenta que es tan sólo una cortina, un engañabobos. Pues bien, volviendo al Proyecto Andrómeda podemos ver que estas naves usan algún tipo de tecnología antigravitacional. Es curioso porque durante mucho tiempo se han estado viendo naves inmensas con forma de cigarro, lo que viene a corroborar que el Proyecto Andrómeda muy probablemente se llevó a cabo.

planos proyecto nazi andrómeda

La Guerra de los Pinguinos

guerra de los pinguinos contra los nazisLa Guerra de los Pinguinos, también llamada Operación Highjump. Es una guerra que no te la van a enseñar en la escuela. En la escuela te enseñan ciencia ficción no la realidad, ¿te acuerdas? Eso es lo que le decía Hitler a Pablo Romero en la novela El Arconte. Pues bien, esta fue una guerra real y muy real que nunca te la van a enseñar en la escuela ni va a aparecer en los libros de historia. Sólo a través de medios alternativos vas a poder informarte. La Guerra de los Pinguinos transcurrió entre finales del año 1946 y principios de 1947. Fue una expedición que los Estados Unidos mandaron a la Antártida. En principio dijeron que era una expedición científica; pero no creo que en una expedición científica se envíen tres portaviones con sus correspondientes escoltas de combate. Este hecho que es completamente innegable es por lo que podemos deducir que el proyecto espacial nazi ha sido una realidad que se ha estado ocultando. Y es que la Operación Highjump no se puede ocultar porque en esta guerra antártica murieron muchos militares, sus nombres están ahí y la historia está ahí, es innegable. Pero todo se remonta muy atrás cuando los nazis enviaron expediciones a la Antártida para encontrar la tierra hueca. Hitler estaba obsesionado con encontrar la entrada a ese mundo subterráneo que el resto de la población ha alimentado en su imaginación con novelas como las de Julio Verne y su Viaje al Centro de la Tierra. Pues bien, Hitler era masón y en la masonería creen que la tierra es hueca y Hitler quiso encontrar sus entradas, por eso mandó expediciones a la Antártida y encontraron muchas cosas por lo que se ve. Tanto encontraron que volvieron con grandes noticias, la Antártida no era un continente helado, había zonas libres de hielo, con temperaturas perfectamente habitables, con cordilleras, todo un continente vacío dispuesto a ser conquistado y, sobre todo, habían encontrado entradas hacia el interior de la tierra. Encontraran lo que encontraran todo hace suponer que los nazis se establecieron definitivamente en la Antártida y que los aliados una vez informados lanzaron una gran operación para desalojar a los nazis de allí. A esta operación se la llamó la Operación Highjump. El resultado de esta operación fue un desastre para los Estados Unidos. Sus tres portaviones, destructores, submarinos y demás buques escolta resultaron ser más que insuficientes para contrarestar los ataques sufridos. Es de suponer que los norteamericanos no se encontraron con los primeros modelos Haunebu, sino como mínimo el modelo IV de Haunebu, es decir, los platillos volantes artillados y preparados para la guerra. Esos no fueron las Foo Fighter que los pilotos británicos vieron y que al fin y al cabo fueron inofensivas. El caso es que después de los primero encontronazos Estados Unidos pidió ayuda al resto de países y buques de guerra de otras naciones como Gran Bretaña y Rusia se dirigieron rápidamente a la Antártida para auxiliar a la flota norteamericana.

El Almirante Byrd al mando de la flota norteamericana dijo de forma misteriosa que “los Estados Unidos podían ser atacados por naves que pueden ir de un polo a otro a una velocidad increíble”. Y eso que sólo iban en misión de entrenamiento o al menos eso es lo que dijeron al principio, que iban a ver cómo se comportaba el soldado en condiciones de frío extremas. El caso es que la fuerza naval norteamericana sufrió una severa derrota en la Antártida, según los informes oficiales fueron los pingüinos porque allí en la Antártida sólo hay eso, pingüinos, por eso se le ha llamado la “Guerra de los Pingüinos”.

Pero todo no acaba aquí, en 1956 una flota volvió a la Antártida y esta vez armada con bombas atómicas. Dos explosiones atómicas se registraron ese año en esta zona, se cree incluso que la culpa de la falta de capa de ozono en esta zona es culpa de estas dos explosiones. Sea como fuere, lo cierto es que en ninguna de las dos ocasiones se consiguió derrotar ni expulsar los dichosos pingüinos, después llaman a la gente conspiranoica. Concretamente el gobierno de Sudáfrica dijo detectar dos fuertes explosiones en esa zona que sólo podían ser debidas a armamento nuclear debido a su potencia, concretamente los días 27 de agosto y 9 de septiembre.

La Base Lunar Alfa

base lunar Alfa naziSi todo lo anterior te había resultado interesante a la vez de chocante todavía queda y mucho que contar en todo este tema de los OVNIS de Hitler. El tema da mucho de sí como veremos a continuación. El caso es, que si los nazis llegaron a la Luna antes que los norteamericanos, es de suponer que no sólo se conformaron con viajar y decir que habían llegado antes. Así es, supuestamente los nazis no llegaron a la Luna y ya, sino que se establecieron en ella construyendo una base. Esta base es la que se ha venido llamando la Base Lunar Alfa. Esta base nazi está supuestamente en la Luna desde el año 1942 que los últimos nazis huyeron a allí en naves voladoras. Hay una película que trata sobre el tema de los nazis en la Luna, lo trata en forma de ficción y en clave de humor, pero no hay nada mejor para esconder algo que hacerlo delante de los ojos de la gente. Seguro que cuando te hablen de nazis en la Luna dirás: “Ah sí, como la película esa de humor que vi, menuda tontería”. Pues sí una tontería que puede llegar a ser muy real. De hecho, ya circulan vídeos e imágenes sobre dicha base lunar en forma de esvástica. Si crees que todo esto es pura ciencia ficción te puedo decir que hombres y pensadores muy prestigiosos han estado hablando de todo esto durante mucho tiempo, y lo han hecho de forma muy seria. En concreto podemos hablar del embajador chileno Miguel Serrano del que puedes encontrar bastante información a través de la red y que sostenía muy seriamente todas estas ideas y no sólo eso, llegó a viajar a la Antártida con el propósito de tomar contacto con las bases nazis establecidas allí.

Por cierto, una de las teorías que circulan por la red es que la NASA no ha vuelto a la Luna porque los nazis se lo tienen prohibido. ¿No te has dado cuenta que desde los viajes del Apolo ya no se ha vuelto a ir a la Luna? Es decir, desde la década de los 70 no se ha vuelto a realizar un viaje tripulado a la Luna. La NASA dice que por falta de interés, que allí no hay nada destacable; pero no sabemos si nos están diciendo la verdad o tan sólo es una excusa para esconder una realidad imposible de revelar.

La Expedición a Marte Nazi

Claro que sí, la expedición marciana nazi, si llegaron a la Luna, ¿crees que se iban a quedar allí? Pues por supuesto que no, y de hecho circulan por la red multitud de historias sobre este tema también. En concreto circula una historia bastante extendida que cuenta que se planeó un viaje a Marte de no retorno ya que la tecnología de los Haunebu no permitía por aquella época el regreso.

En concreto estamos hablando que se usó para la ocasión el Haunebu III y la expedición partió desde la Antártida, Nueva Suabia, en abril de 1945. Para la misión se presentaron no sólo pilotos nazis, sino que también participaron pilotos japoneses. No sabemos mucho más sobre esta expedición, lo que sí circulan por la red son muchas fotos de supuestos cascos y aparatos nazis en Marte. Lo que sí está claro es que si los nazis llegaron a la Luna no se conformarían ni mucho menos con quedarse allí, seguirían explorando territorios. De todas formas, esta historia la dejamos también como apunte sobre todo lo que se cuenta en la red de redes sobre los platillos voladores nazis.

OVNIS Nazis Sobre el Capitolio

OVNIS nazis sobre el capitolio en Washington
Flotilla de OVNIS Nazis sobare el Capitolio

Quizá hayas visto alguna vez esta famosa foto, fue en el año 1952, concretamente en el mes de julio aparecieron sobre el Capitolio en Washington  una flotilla de OVNIS nazis. Los platillos voladores nazis fueron detectados por los radares de las distintas bases aéreas de los Estados Unidos y escuadrones de aviones de combate fueron enviados de inmediato al lugar. Los movimientos de los OVNIS eran tan extraños e inusuales que nada pudieron hacer contra ellos los cazas de combate norteamericanos. Esta fue simple y llanamente una demostración de fuerza de la Alemania Oculta. «Estamos aquí, no nos habéis derrotado y podemos atacaros cuando queramos y dónde queramos», este fue básicamente el mensaje enviado por los nazis en esta acción. La preocupación de la autoridades norteamericanas fue mayúscula al verse superado por un enemigo muy superior e imprevisible. Estados Unidos decidió mantener esta guerra contra los nazis en el espacio en secreto e impulsó el programa secreto espacial Majestic 12 bajo la presidencia del Harry Truman. Este avistamiento de OVNIS fue ampliamente reportado por la prensa del momento, dando lugar a diversas teorías, la verdad, que se sabía, se ocultó para no alarmar a la población y seguir con la versión oficial de la historia que nos han contado sobre el final de la Segunda Guerra Mundial.

Las Bombas Atómicas del Reich

miguel serranoSi lees la novela El Arconte verás como en un momento de la entrevista que mantiene Hitler con nuestro protagonista, Pablo Romero, éste le confiesa que las bombas que estallaron en Hiroshima y Nagasaki no eran bombas fabricadas por los Estados Unidos, sino bombas hechas en Alemania por ingenieros nazis. Esas bombas fueron capturadas por los norteamericanos en Alemania y después llevadas a Estados unidos. En concreto Miguel Serrano dice que fueron cuatro bombas atómicas, una se probó en el desierto de Nevada en Estados Unidos, otras dos que se usaron para hacer desaparecer las dos ciudades niponas y otra que los norteamericanos guardaron. Cuando Pablo Romero le pregunta a Hitler que si es verdad que las bombas atómicas eran nazis por qué no las usó él para ganar la guerra, Hitler le respondió que esa no era una opción: “Si yo las hubiera usado contra los demás, los demás la hubieran usado contra mí”. Esa fue la respuesta que Hitler le dio a Pablo en nuestra novela. ¿Es cierto como dijo Miguel Serrano que las bombas atómicas que estallaron en Japón eran en realidad material nazi capturado en Alemania? ¿Cuál es la verdadera historia? Miguel Serrano nos habla convencido que los norteamericanos estaban detrás de la tecnología nuclear, pero iban muy por detrás de los nazis en sus experimentos y, sobre todo, no sabían cómo hacer estallar la bomba atómica. Es decir, no sabían cómo colocarle la espoleta adecuada para hacerla detonar en el momento preciso, esto los nazis ya lo habían resuelto.

En fin, son tantas las historias que se cuentan sobre todo este tema que no sabemos bien a dónde dirigirnos, lo que sí está claro es que cuando el río suena agua lleva y que es muy posible que todo lo que nos han contado sobre la Segunda Guerra Mundial no sea toda la verdad ni mucho menos.

https://www.youtube.com/watch?v=OKqOfOW2KY4

 

Desde la Segunda Guerra Mundial el Reino del Mal estaba esperando una respuesta.

1 COMENTARIO

  1. Los inventores de la bomba atómica: TODOS LOS JUDÍOS

    https://1.bp.blogspot.com/-tXo0r3aahgA/XDJ60MFF0kI/AAAAAAAAKzY/JEoDs6H0mioNf69qbMT1a3NVEIhgVYUkwCLcBGAs/s1600/wnrf2kcdmcggoun06mdf.gif

    Un regalo judío para la humanidad: la pesadilla nuclear
    Lo siguiente es solo una lista parcial. El número total de judíos involucrados es impresionante e impactante y la lista a continuación está incompleta debido a limitaciones de tiempo. La siguiente lista contiene los científicos judíos más notables que trabajaron directamente en el Proyecto Manhattan. Casi todos los individuos en la lista a continuación eran comunistas fundamentalistas y muchos más eran espías, quienes dieron a los soviéticos la fórmula para la bomba atómica. Después de investigar, me sorprendió la forma en que los autores (en su mayoría judíos), que escribieron artículos y biografías de las personas a continuación, retrataron a estos asesinos en masa de manera muy positiva, exaltando a muchos al estatus de héroes. Siéntase libre de hacer su propia investigación, dada la información en este sitio.
    A continuación hay una lista parcial de judíos que estuvieron directamente involucrados en el Proyecto Manhattan. Hubo muchos más judíos involucrados en todos los niveles de investigación, la construcción y la defensa del uso de la bomba atómica se pueden enumerar aquí.

    • J. Robert Oppenheimer (judío estadounidense) – Director científico – Proyecto «Y»
    • Frank Oppenheimer (judío estadounidense): hermano y asistente de J. Robert Oppenheimer
    • Albert Einstein (judío nacido en Alemania) – Consultor de proyectos
    • Niels Bohr (judío nacido en danés) – Consultor de proyectos
    • Leo Szilard (judío nacido en húngaro) – Grupo líder – Laboratorio metalúrgico
    • Nicholas Kurti (judío nacido en húngaro): trabajó con Franz Eugen Simon (judío nacido en alemán) y desarrolló un método para separar el uranio 235 del uranio en bruto
    • David Bohm (judío estadounidense): realizó cálculos teóricos para los Calutrones en la instalación Y-12 en Oak Ridge, utilizada para enriquecer uranio electromagnéticamente para su uso en la bomba lanzada sobre Hiroshima en 1945
    • Rudolf Peierls (judío nacido en Alemania) – Misión británica
    • Felix Bloch (judío nacido en Suiza) – Trabajó con Hans Albrecht Bethe, realizando investigaciones de fisión nuclear
    • Eugene (Paul) Wigner (judío nacido en húngaro) – Grupo líder – Laboratorio metalúrgico
    • James Chadwick (judío nacido en Gran Bretaña) – Jefe – Misión Británica
    • James Franck (judío nacido en Alemania) – Director – Grupo de Química
    • Otto Frisch (judío nacido en Alemania) – Misión británica
    • Edward Teller (judío nacido en húngaro) – Investigación termonuclear
    • Emilio Gino Segrè (judío nacido en Italia) – Líder del grupo
    • Hans Albrecht Bethe (judío nacido en Alemania) – Director – División Teórica
    • Klaus Fuchs (judío nacido en Alemania) – División teórica (espía comunista)
    • Richard Phillips Feynman (judío estadounidense) – Grupo líder – División teórica
    • Morris Kolodney (judío estadounidense) – Gerente – sitio DP
    • Louis Rosen (judío estadounidense) – El «Padre» del Centro de Ciencias de Neutrones de Los Alamos
    • Louis Slotin (judío nacido en Canadá) – Prueba crítica – resultó en su muerte accidental
    • Jacob Beser (judío estadounidense): disparar y derretir armas
    • Alvin Theodore Hall (judío estadounidense): el científico más joven de Los Alamos
    • Samuel T. Cohen (judío estadounidense) – Trabajó en el Grupo de Eficiencia
    • Samuel Goudsmit – (judío nacido en Dinamarca) – líder científico de la misión Alsos
    • George Placzek – (judío nacido en Moravia) – Misión británica
    • Eugene Rabinowitch – (judío nacido en Rusia) – Laboratorio metalúrgico
    • Joseph Rotblat – (judío nacido en Polonia) – Trabajó con James Chadwick (espía comunista)
    • Gregory Breit – (judío nacido en Rusia) – Predecesor de J. Robert Oppenheimer
    • David Greenglass (judío estadounidense) – Proyecto de infiltración de Manhattan (espía comunista)
    • George Koval Abramovich (judío estadounidense) – Ingeniero de destacamento especial (espía comunista)
    • Victor Weisskopf (judío austríaco nacido) – División teórica
    • Alvin Martin Weinberg (judío estadounidense) – Física teórica en Eugene (Paul) Wigner
    • Isidor Isaac Rabi (judío nacido en Polonia) – Consultor de proyectos
    • Stan Frankel (judío estadounidense) – División teórica
    • Enrico Fermi (gentil italiano) se casó con una judía – líder del grupo – División teórica
    La primera bomba atómica fue diseñada y construida en Los Alamos, Nuevo México. El nombre en clave de alto secreto para este trabajo fue «The Manhattan Project». La razón del nombre es que Bernard Baruch (judío) vivía en Manhattan, Nueva York, al igual que muchos otros altos funcionarios. El científico jefe en el Laboratorio de Los Alamos de 1943 a 1945 fue J. Robert Oppenheimer, otro judío prominente. El hermano de Frank Oppenheimer, un comunista portador de tarjetas, también fue un destacado científico atómico que trabajaba en Los Alamos.

    «Una de las figuras centrales que no solo formó las bases teóricas, sino que también convenció al presidente Roosevelt de lanzar todo el programa de bombas atómicas fue Albert Einstein, un judío nacido en el extranjero, con 16 afiliaciones en el frente comunista».

    “El primer comisionado de la Comisión de Energía Atómica fue David E. Lilienthal, un judío, que pertenecía al menos a dos frentes comunistas. Permaneció en esa posición durante un período considerable de tiempo »

    “Es extremadamente importante tener en cuenta que tanto la bomba atómica como la bomba de hidrógeno fueron en gran medida de producción judía. Pero básicamente, la bomba atómica y su posterior proliferación, es una idea judía. Una de las figuras centrales que no solo formó el trabajo de base teórico, sino que también convenció al presidente Roosevelt de lanzar todo el programa de bombas atómicas fue Albert Einstein, un judío nacido en el extranjero, con 16 afiliaciones en el frente comunista ”.

    “Fue en este punto que la mayoría de los secretos atómicos fueron robados y pasados ​​a los soviéticos. Cuando se trata de enumerar a los espías y traidores involucrados, es casi como un judío que es quién. Los más notorios fueron Julius y Ethel Rosenberg, quienes fueron juzgados y ejecutados por traición, los únicos traidores en la historia moderna de Estados Unidos que sufrieron este destino. Además de estos, involucrados en esta red de espías estaban Harry Gold, Abraham Brothman, David Greenglass, (hermano de Ethel Rosenberg), Israel Weinbaum, Miriam Moscowitz, Sidney Weinbaum, Morton Sobell. Todos estos eran judíos, y todos fueron condenados por traición. También es importante en el desarrollo de la bomba de hidrógeno, una vez más los judíos estuvieron a la vanguardia, como J. Robert Oppenheimer, Steve Nelson (nombre real Joseph W. Weinberg) y Edward Teller «.

    “Para comenzar con el punto crucial de nuestra disertación, a saber, la proliferación comercial e industrial de los desechos nucleares en los Estados Unidos, que más que cualquier otro tema cuelga como una envoltura siniestra sobre nuestras cabezas. Esto amenaza con traer muerte, cáncer, leucemia y defectos de nacimiento a la masa de la población y, de hecho, exterminar a la humanidad misma ”.

    «Es extremadamente importante tener en cuenta que la red judía ha mantenido el control cerca del desarrollo y la proliferación de los logros técnicos más devastadores: la fisión nuclear y la fusión nuclear». 4 4

    Fuente: http://expondocomunismo.bucurialuisatan.com/judeus-criaram-a-bomba-atomica/

    Hablar la verdad nunca será hablar mal de algo o de alguien. https://www.unz.com/gdurocher/hitler-and-or-chomsky-on-capitalist-democracy/#comment-3866333

    El verdadero holocausto: http://expondocomunismo.bucurialuisatan.com/o-verdadeiro-holocausto/

    Cómo los judíos destruyen naciones y estados

    “Los judíos nunca podrán subyugar a un pueblo que ha mantenido su pureza racial. Los judíos en este mundo siempre gobernarán solo sobre las naciones que han perdido la pureza de la sangre
    https://www.unz.com/gdurocher/hitler-and-or-chomsky-on-capitalist-democracy/#comment-3889853

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pedro Rosillo, creador de la web y la novela El Arconte.