La Conspiración de los Marranos

 

Ser un marrano o hijo de marrano no es nada fácil. Han sido siglos de odio escondido, madurado, meditado. Es un odio que va más allá de la muerte, es un odio a todo lo que huela a la civilización de Hispania a lo que significa Hispania. Si Hispania no hubiera existido todo hubiera sido diferente, los marranos hubiéramos podido alcanzar antes el poder, hacernos definitivamente con todas las naciones sin ningún tipo de obstáculo. Desde la expulsión de los judíos por los Reyes Católicos los marranos hemos sobrevivido en condiciones muy adversas. Hemos tenido que agudizar el ingenio para sobrevivir. El marrano es un falso judío converso que ha seguido manteniendo sus costumbres en la intimidad, a escondidas de la Inquisición. Esa Inquisición que nos ha perseguido sin tregua y que ha sido el peor instrumento en nuestra contra en siglos de historia.

Sí, los marranos hemos sobrevivido y se nos puede reconocer fácilmente. Se nos puede reconocer en la Leyenda Negra, se nos puede reconocer en la Guerra Civil y en su Segunda República de tintes marxistas, se nos puede reconocer cuando muchos de nosotros hablamos llenándosenos la boca de odio a España, a su lengua, a sus tradiciones, cuando nos cuesta hasta pronunciar su nombre. Se nos puede reconocer en los líderes separatistas, en los líderes marxistas que intentan acabar a todo lo que huela a Hispania con un odio hasta lo irracional. Los marranos seguimos conspirando en lo oculto, en lo escondido y templamos nuestro odio contra España a la luz y el calor de del atanor de la cábala. Los marranos nos transformamos en España en organizaciones masónicas, pero somos los mismos, los mismos marranos que la Inquisición Española perseguía por ir contra el estado, contra la propia nación con sus prácticas esotéricas y demoniacas. Los marrones tenemos que borrar de la historia todo lo que sepa a España, declararlo maldito, España es el enemigo, los pueblos de España son el enemigo. Desde la masonería, el marrano ha encontrado las condiciones idóneas para seguir oculto y dirigir su proyecto contra España, cumpliendo así las órdenes de Lucifer, el Señor de las Moscas. El recuerdo de España tiene que ser borrado, su lengua, sus tradiciones, su genética debe de ser extirpada de la tierra. Es una orden de nuestro señor que debemos de cumplir. Nadie tiene que llegar a saber quiénes son los Hijos de Cortés y Pizarro. La masonería ha sido el mejor instrumento que hemos encontrado para llevar a cabo nuestros planes, instrumento que intentamos blanquear su sepulcro con juegos de palabras en las que declaramos que no somos sociedades secretas sino discretas. A través de la masonería los marranos hemos conseguido hacernos por fin con el gobierno de España. Sus gobernantes, los principales puestos de la administración nos obedecen a nosotros, a los marranos, muchos lo saben o bien nos obedecen en la inconsciencia de pertenecer a una organización que oculta sus prácticas.

Hoy los marranos estamos más cerca que nunca en la historia de conseguir nuestros objetivos. España ha sobrevivido a la invasión musulmana, a la Leyenda Negra, a las Guerras Napoleónicas, al marxismo. España increíblemente ha seguido en pie y el odio hacia España ha ido acrecentándose en nuestros corazones. Los marranos hemos estado a punto de acabar con el pueblo español, con la invasión musulmana y la con la Guerra Civil. Con la Guerra Civil ha sido la ocasión que más nos ha dolido, también es la más reciente. Se nos privó de destruir España con el marxismo.

Pero los marranos seguimos conspirando, seguimos ahí pendientes de nuestra nueva oportunidad que nos permita alcanzar nuestros objetivos de destrucción de forma definitiva. Desde el poder y los medios de comunicación hemos podido rehacer la historia a través de un marxismo cultural. Demonizar el Valle de los Caídos, remover las tumbas y los muertos, idealizar la invasión musulmana de la península creando la idea que los musulmanes eran los adelantados y tolerantes y los cristianos unos xenófobos racistas que expulsaron a gentes pacíficas. Mil veces hemos maldecido haber perdido la Guerra Civil y haber podido llevar a la práctica el exterminio de España. Ahora en estos tiempos nos estamos resarciendo algo, dos millones de abortos de niños españoles no es cualquier cosa. Con la democracia y el Régimen del 78 los marranos hemos conseguido matar más españoles que en la Guerra Civil. El exterminio y el reemplazo del pueblo español está en marcha y los marranos esperamos que esta vez sí salga, de hecho esta vez estamos muy cerca, muy cerca de conseguirlo.

¿Es posible que después de tantos siglos de espera podamos los marranos por fin resarcir nuestro odio y exterminar al pueblo español? Sólo una cosa tememos los marranos: el ser descubiertos, el saber que los demás nos señalan sabiendo lo que somos: marranos. Marranos llenos de odio a España que todo lo escondemos a través de la charlatanería y la demagogia.

Esta´´ es la conspiración judeo masónica por excelencia, la Conspiración de los Marranos. Lo vemos a través de la llamada independencia de Cataluña, de los partidos políticos que están en destruir la nación, en prohibir cualquier tradición que se identifique con Hispania, en el aborto, en la sustitución de la población española a través de una inmigración masiva musulmana a la que se la riega de subvenciones. Los marranos están consiguiendo su objetivo, están muy cerca, ¿sobrevivirá España a esta nueva conspiración? ¿Sabrá detectar el pueblo español esta vez quién es su enemigo y que se esconde entre los hijos del pueblo? Hasta ahora España ha sobrevivido a todas las conspiraciones de forma increíble y ha terminado por realizar su proyecto histórico como nación en contra del Señor de las Moscas. La humanidad debe de expandirse, el elegido esta vez

Los Hijos de Cortés y Pizarro nunca deben de llegar a existir. Tú nunca debes saber la verdad de la historia, nunca leas la novela El Arconte. La vida de un marrano es muy difícil; pero llega el momento para ellos, llega el momento para conspirar. Esta es la Conspiración de los Marranos.

Sobre admin 2005 artículos
Pedro Rosillo, creador de la web y la novela El Arconte.

1 comentario

  1. Buenisimo.

    Al lobo hay que llamarlo Lobo.
    Al demonio, hay que llamarlo demonio.

    España, con Cristo y la Virgen Maria.
    Levante sus armas contra los demonios.
    No hay dialogo posible con ellos.

    ¿Dialogan ellos con los 300 niños que cada dia asesinan en sus ‘clinicas abortistas’?
    300 a 3.000 euros/ dia, 900.000 euros/ dia.

    Mas el mercado de venta de carne de niños abortados.
    Pulmones, para industria cosmetica.
    Corazones, para experimentacion farmaceutica.
    Cerebros, para hacer vacunas.
    ——————————–
    Son demonios, punto, demonios.

    España, Hispania, DEBE levantar sus armas contra ellos.

    Solo entonces, comenzara nuestra libertad.

    No existen urnas, es dictadura de satanas (PP, PSOE, y todos, son obras masonicas).

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.