Ha Muerto Trevijano, Ha Fallecido un Coloso

Ha muerto Don Antonio García Trevijano, ha fallecido un auténtico coloso, un hombre de pies a cabeza donde los haya. Muchos de vosotros no lo conocéis, yo diría la gran mayoría. Muchos de vosotros os conectáis desde América y la figura de Trevijano os resultará extraña. Extraña les resulta a la mayoría de los españoles y él era español. Y es que Trevijano ha sido definido como «El Hombre que Sabía Demasiado». Este abogado y filósofo de Ciencia Política fue condenado en vida al ostracismo. Quienes hemos tenido la suerte de escucharlo y seguirlo atentamente sabemos que personas como él marcan la historia y son hombres que aparecen de siglo en siglo, y lo hemos tenido entre nosotros, enseñándonos, dándonos lecciones de su profundo conocimiento y pensamiento político. No ha habido en España y en Europa una pensador político más preparado que él. Su figura inspiraba lealtad y verdad. Su palabra era símbolo de libertad. A Trevijano la prensa lo escondía, nadie podía resistir su palabra, su profundo conocimiento, quien lo escuchaba quedaba prendado de tanta verdad que salía de su boca. Él luchó por la democracia en España, por la verdadera democracia, por la única, él nos enseñó el camino. Él ha muerto, pero su pensamiento sigue más vivo que nunca, sus palabras resonarán por los siglos, sus libros y escritos se estudiarán por décadas en todas las universidades del mundo. Nosotros que lo hemos conocido sabemos que todo lo que se dice de él no es exagerado. Es un coloso de la historia y ha fallecido sin ver recompensando todo su esfuerzo por enseñarnos el camino. Gran maestro don Antonio García Trevijano, gracias por haber estado entre nosotros, tu obra no ha terminado, acaba de empezar, descansa en paz.

Sobre admin 2005 artículos
Pedro Rosillo, creador de la web y la novela El Arconte.

1 comentario

  1. Excelente. Supe de él por los comentarios de su amigo Venezolano político Franceschi. A quienes le vi en un video conversando sobre política, sobre el castro chavismo en Vzla. Lamentable su muerte.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.