El Aborto y los Arcontes

En el colmo de la locura y la corrupción moral de la sociedad actual se ha llegado a considerar la práctica del aborto como un derecho de la mujer. Desde el punto de vista moral y ético el aborto es el peor crimen que un ser humano puede cometer, primero porque se mata a un inocente e indefenso y segundo porque ese inocente se trata de tu propio hijo. Una persona que ha abortado ya no puede cometer peor crimen en su vida, lo peor que se puede cometer en esta vida ya lo ha hecho. En la novela El Arconte, en las conversaciones que Pablo Romero mantiene con su visitante de todas las noches se trata el tema. El Arconte está preocupado, los niños que se matan son demasiado grandes, hay que hacerlo de manera que sean más pequeños, para que la conciencia de los hombres quede más cauterizada. Si un líder político o social defiende el aborto ten por cuenta que estás ante un falso líder, una persona como mínimo sin ética y con pocos escrúpulos. El aborto es el peor crimen que se puede cometer contra la humanidad, es rechazar la propia humanidad. Antaño el aborto estaba también considerado un crimen contra la nación, una nación sin niños es una nación muerta. Es lo que le está ocurriendo a Europa que se queda sin niños y los tiene que importar; pero los niños que llegan no son europeos y su genética y sus costumbres vaticinan la catástrofe social y económica.

El aborto tiene un componente satánico indudable. Famosos satanistas han reconocido que con el aborto se abrió legalmente la puerta al sacrificio de seres humanos y es una práctica habitual el crimen de un niño en el vientre de su madre en las ceremonias de estos grupos. Ahora lo hacen de forma legal con el consentimiento materno y jurídico. Muchos satanistas son propietarios de clínicas abortivas y de esta forma tienen fácil acceso a estos rituales. Los restos de los no nacidos no tienen nombre, no se les pone en un sitio digno ni se les honra, sus cuerpos acaban en máquinas trituradoras y son vendidos a empresas cosméticas que se encargarán de hacer lociones y cremas antiarrugas, ni los nazis soñaron con llegar a tanto. A las madres se les impide ver los restos de sus hijos, se esconden los suicidios y las mujeres traumatizadas por esta experiencia y se ha llegado a amenazar jurídicamente a quienes difundan fotos sobre abortos practicados.

Incluso la Iglesia Católica que supuestamente es bastión de la moral ha dejado de defender al no nacido. Si bien es verdad que lo considera como gran pecado mortal, lo cierto es que no le da mucha importancia ni insiste en este tema de forma excesiva, por lo menos en lo que se refiere a la curia vaticana. Hace poco vimos al Papa Francisco visitando Chile, la presidenta de Chile Bachelet abrió la puerta del aborto en Chile y al Papa lo vimos sonriendo a su lado y estrechándole la mano como si nada. No se le escuchó ningún tipo de condena ni nada parecido, todo fueron sonrisas hip´ocritas.

En un futuro no muy lejano el aborto será considerado como lo que es, el mayor crimen que se puede cometer. Los gobernantes que han consentido y aprobado el aborto en sus países serán considerados como genocidas, excluidos de la familia humana y serán muchos de sus descendientes los que lleguen a cambiarse incluso el nombre para que no se les relacione con ellos. Ninguno de ellos entrará en el reino de los seres humanos y los niños abortados tendrán su día para honrarlos, el día de su holocausto.

Fdo.: El Arconte

Sobre admin 2005 artículos
Pedro Rosillo, creador de la web y la novela El Arconte.

2 comentarios

  1. Al demonio, hay que llamarlo demonio.

    La ‘democracia’, los ‘derechos de la ONU’ es la dictadura de satanas.

    Son los mayores y mas monstruosos hipocritas.

    Todos los dias, España, 300 niños triturados.

    Negocio de 900.000 millones por sus asesiantos, cada dia.

    No es mal negocio ¿no?.

    Seguro que Caixa (La ‘comprometida contra la violencia de genero’, la ‘comprometida por la igualdad’, la ‘comprometida contra los discursos de odio’), o el banco de santander, reciben algo de ese dinero.

    ¿O esas ‘clinicas’ se montan con 50 euros y sin hipotecas o creditos bancarios?.

    Y luego, el negocio del mercado de la carne de niños, ojos, pulmones, corazon, manos, cerebros,,,,,,,

    Todo lo que ha creado eso (PArlamento, tribunal constitucional), todo lo que lo ha permitido (Policias, jueces, militares).

    Son complices.

    Son responsables.

    Son asesinos de niños.

    Y lo son, a cambio de dinero de sus sueldos (Y ‘niñas en el caribe’).

    Es monstruoso.

    ¿Fiscalias de odio si un Hispano habla mal de los moros?.
    ¿Si un Hispano habla mal de las feministas?.

    Pero SILENCIO, de todas las ‘fiscalas de genero’, de ‘odio’, de la misma ‘ministra de justicia’, ante esos 300 cuerpos sangrientos cada dia.

    Silencio de los cobardes de la policia, del ejercito.

    TEngo una cosa, se llama conciencia.

    LAs armas DEBEN levantarse.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.