El Arconte

PRÓLOGO

Todas las personas que se acerquen al libro de El Arconte pensarán si Pablo Romero es real o está inspirado en un personaje real. Todo lo que hay que aclarar sobre el libro es que es un libro de ficción basado en hechos reales. El Arconte es un libro realizado con la sabiduría de los años, la investigación de la intrahistoria de la historia y el estudio sobre los aspectos más profundos de la historia humana. Sobre los arcontes siempre se ha sabido muy poco. Sabemos que los antiguos gnósticos los tenían bien reconocidos y que, de ellos, nos hablan en los escritos de Nag Hammadi encontrados en Egipto. En La Hipóstasis de los Arcontes, nos encontramos un escrito inédito que nos habla de estas entidades a las que se les llama también “Los Dominadores”. Estos “dominadores” serían entidades interdimensionales, que se alimentan de las energías de los seres humanos y que, de alguna manera, se convierten en parásitos psíquicos llegando a dominar las acciones humanas por completo. San Pablo, al cual estudiando de forma profunda reconocemos como Apolonio de Tiana, reconoce en sus cartas también a estas entidades dominadoras de este mundo cuando se refiere a ellas. Estos seres demoniacos no son espíritus como en muchos escritos se ha mencionado. Todo lo contrario, son entidades físicas que pertenecen a otra densidad o dimensión y tienen la capacidad de materializarse en esta a la vez y de hacerse invisibles al ojo humano. Estas conclusiones son las que se desprenden cuando leemos la novela y es lo que nos quiere hacer llegar. Estas entidades han sido confundidas siempre como demonios en el cristianismo, en el islam como genios adoptando el nombre de djinns. La mejor arma de estos genios ha sido siempre la confusión y la falta de información que existe sobre ellos. Pensamos que en muchas culturas estas entidades han sido también confundidas como dioses y se les han realizado sacrificios humanos. Por poner un ejemplo en la historia, podemos encontrarnos la América precolombina en donde eran habituales los sacrificios humanos en las pirámides adecuadas para ello. Aún hoy algunas tribus africanas siguen manteniendo a estas entidades como dioses. Brujos de estas tribus hablan y dan testimonios que han sido elegidos por el dios de la tribu para protegerla a cambio de favores que los arcontes les exigirán a lo largo de su vida. No debemos de confundir a los arcontes con otras entidades que la tradición nos ha regalado como los íncubos y los súcubos. Estas entidades podemos verlas mencionadas por el mismo San Agustín: “Y porque dicen muchos que lo experimentaron por sí, o lo oyeron de quienes lo experimentaron, y de cuya fe no debe de dudarse, afirman haber oído que silvanos y faunos, a quienes el vulgo denomina íncubos, han estado muchas veces con mujeres y consumando coito con ellas”. Estas entidades, al contrario que los genios o arcontes, su inquietud principal es el tener sexo con los seres humanos. En masculino serían íncubos y en femenino serían súcubos. A los arcontes mucha gente también los ha conocido como “los visitantes de dormitorio”. Es por ello que la mayor parte de la trama de la novela está planteada en el propio dormitorio de Pablo Romero. Muchas personas se verán reconocidas en los escritos. Ha sido frecuente a lo largo de mi vida encontrar a personas que han tenido diversas experiencias con estos visitantes. Con esta novela muchas personas que han sido visitadas por ellos ahora podrán ponerles nombre y conocerlos un poco mejor. Hay que reconocer que esta novela es completamente inédita en su argumento. No se ha escrito mucho sobre estas entidades y los pocos escritos que podemos encontrar tampoco aclaran mucho sobre quiénes son estos seres. Vivimos en un mundo complejo, un mundo que muchas veces no comprendemos. Pablo Romero es el niño que todos somos. Todos tenemos preguntas: ¿Qué hacemos aquí en este mundo? ¿Existe el cielo? ¿Existe el infierno? ¿Qué hay después de la muerte? Pablo Romero a través de su conversación con el arconte irá desgranando cada una de nuestras inquietudes. También nos abrirá nuevos horizontes sobre quiénes somos y sobre nuestra historia. Pablo Romero es el niño confundido que no comprende bien la situación a la que se está enfrentando y que está apegado a esta tierra, a lo que le han enseñado en la escuela y no entiende el mundo que le presenta el arconte. Para Pablo todo lo que le dice el arconte le suena a ficción cuando, lo más probable, es el mundo en el que vive la verdadera ficción y el mundo real es muy diferente a lo que él piensa y le han hecho creer. A Pablo le llega un mensaje: “Eres el Mesías, el Salvador”; pero Pablo no se cree que sea el salvador, para él es un niño más que juega con los chicos de su barrio y de su pueblo de la España profunda y tiene las mismas inquietudes de un niño de su edad. Sin embargo, Pablo se ve envuelto en un juego diabólico en donde se tiene que hacer responsable de una situación inesperada. Los miedos de un niño son también nuestros miedos, a través de Pablo nos podemos ver reflejados cada uno de nosotros. Pablo es un alma pura, sin malicia y el arconte desea aprovechar su candidez para embaucarlo y hacer que se suicide y marcharse con él. Pablo vive en un mundo hostil. La vida se ha torcido mucho para él y nada está siendo fácil. Las cosas se han complicado mucho para él a raíz de la separación de sus padres y de la llegada de Carmen a casa. A Pablo le ocurrirán las cosas más increíbles de las que nos va a hacer partícipes a todos. Pablo llega incluso a sentir aprecio por aquel ser deforme que todas las noches aparece en su dormitorio para hablar con él y contarle cosas del presente y del futuro. Los dos harán un recorrido para conocerse, para intentar confiar el uno en el otro. Para el arconte, no importa que Pablo sea tan sólo un niño, el espíritu habla a través de él y cualquier cosa que diga puede ser información para la consecución de sus planes. Pablo nos narra en primera persona su aventura que comienza en el despacho de su maestro de la orden de los Jesuitas. Pablo desea ingresar en la orden y tiene que confesar su historia personal al que le ha tocado ser su maestro, Francisco. Es aquí donde se ha escogido que empiece la acción, en el despacho del maestro, una acción que nos va a llevar a una historia sin duda increíble y en el que podremos disfrutar de momentos para reír, llorar y pensar sobre las cuestiones que Pablo Romero toca. Esta es la primera entrega de la historia que nos viene a contar su protagonista, Pablo Romero, un chico del barrio de madrileño de Coslada.

Desde la Segunda Guerra Mundial el Reino del Mal Estaba Esperando una Respuesta

Qué hay detrás de todo

La novela El Arconte rellena un hueco de más de mil quinientos años de desconocimiento.

No le dejará indiferente

El mundo que creía conocer no será ya el mismo.

Ahora puede conocer la intrahistoria de la historia.

La novela El Arconte abre el telón de la historia.

El Arconte es una novela de Pedro Rosillo

Accede al libro ahora

 

Ya a la venta en Editorial Seleer

Entradas Recientes